¿Qué es el coaching educativo?

Coaching Educativo Educación

¿Qué es el coaching educativo? El coaching educativo es la aplicación específica del coaching dentro del mundo la educación. ¡Pero ojo! Aun persiguiendo el mismo objetivo que la educación (el aprendizaje), sigue una metodología completamente opuesta. ¿Pero… cómo es posible que sea opuesta? Acudiendo a a la definición de “educar” de la RAE. La primera de sus acepciones es: Dirigir, encaminar, doctrinar. Y, obviamente, esto es lo contrario al coaching.

PERO…. ¿QUÉ ES EL COACHING?

Entonces, posiblemente te preguntes ¿qué es coaching? y ¿cómo se hace coaching específicamente? El coaching es la disciplina de la optimización. Es decir: una metodología (y casi un arte) que facilita la consecución de objetivos. ¿Cómo lo hace? Generando consciencia y dotando de los recursos necesarios para superar cualquier impedimento que impida la consecución de la meta.

Para lograrlo de forma constructiva y sana, el acompañamiento del coach debe estar carente de dirección o adoctrinamiento alguno. Todo nace de la persona, sin importar su edad. Es el cliente quien, a través de las preguntas abiertas y dinámicas ofrecidas por el coach, toma consciencia.  ¿De qué, exactamente? De sus propias incoherencias, sistemas de creencias y bloqueos para, posteriormente, confrontarlos e incorporar nuevas perspectivas y soluciones.

Y este es uno de los puntos polémicos del coaching educativo, especialmente si va dirigido a un niño o adolescente. Aún hay quien tiene dudas de que niños y adolescentes posean los recursos necesarios como para resolver sus propios desafíos. Por lo que, en muchas ocasiones, acaban recurriendo a una posición de superioridad con respecto a ellos. Les dicen lo que se debe pensar y lo que se debe de hacer. Y a veces, incluso como manera de evitar el castigo o la vergüenza.

EL COACHING EDUCATIVO FRENTE A LAS CREENCIAS EDUCATIVAS

Desde mi punto de vista, abusar o mantener este sistema como la principal forma de educación genera consecuencias negativas a medio y largo plazo. ¿Por qué? Porque no se enseña a pensar, sino a qué pensar.  Y eso es, llanamente, manipulación y un juego de poder, camuflado en “es lo mejor para él”. Hace falta incluir espacios donde el niño explore y descubra por sí mismo todas las alternativas y sus consecuencias. De lo contrario, repetirá como un papagayo obedientemente lo que “se” considera correcto, reduciendo así al mínimo el potencial humano.

El coaching educativo permite este tipo de espacio con los menores. Cuestiones de conflictos con los compañeros, hermanos, padres, o las tareas académicas, las elecciones de futuro o los propios valores. Todos estos escenarios pueden ser revisados sin juicios. Y así, el menor puede desarrollar planes de acción de los que se responsabiliza, tras haber considerado sus propias consecuencias.

LOS DESAFÍOS DEL COACHING EDUCATIVO

El coaching educativo,también es para docentes y padres, y aquí hay varios desafíos:

1º) Soltar el PODER del: Yo adulto, tu niño, yo sí se, y tú no. Para que así, emerja una comunicación no violenta donde se expresa información objetiva en vez de juicios y necesidades en vez de reproches o amenazas.

2º) Cómo COMPATIBILIZAR, la labor de padres y maestros, con la de coach.  Donde, sin perder el lugar de padres o maestros, generamos un espacio de exploración desde la igualdad. Sin juicios moralistas ni sermones. Un lugar donde los menores encuentren su propio camino y vivan las consecuencias de los mismos sabiéndonos acompañantes incondicionales y afectuosos ante cualquier resultado.

3º) INCORPORAR de forma natural en el aula y en casa la competencias del coach. Escucha activa, parafraseo, reformulación, confrontación, intenciones positivas ocultas, reencuadres, etc.

Llevo más de 10 años ejerciendo el coaching educativo tanto con menores como con maestros y padres. Y puedo afirmar con contundencia que es eficaz, y genera cambios maravillosos en las relaciones. Yo misma disfruto de sus ventajas en mi propia familia, y no puedo estar más satisfecha.

VALERIA ARAGON – COACH EDUCATIVA

Deja un comentario