¿Pueden los niños recibir Coaching?

 In Sin categoría

Son muchas la personas las que me preguntan sobre mi metodología en coaching infantil, y siun niño puede recibir coaching.Es que es algo que he ido implementando a través de la experiencia, ya que cuando comencé no había referentes en este ámbito que trabajaran de forma especializada y holística.
A día de hoy ya he asentado una metodología eficaz y consistente con la que trabajo diariamente con menores, familias y profesores.
Existe cierta polémica con que los menores de edad o si un niño puede recibir coaching o no, y nada más lejos de la realidad. Muchas de estas premisas se basan en la idea de que la profundidad de las conversaciones de coaching, no las entienden los niños y hay que decirles lo que tiene que hacer porque no tienen criterio propio aún, pero lo que está claro, es que si decidimos por ellos por sistema, nunca lo tendrán y el coaching ayuda precisamente a fomentar la autoconciencia. Otros también afirman que no tienen autonomía para tomar decisiones por sí mismos pues están sujetos a los límites de los padres, y es cierto, por eso hay que incluirlos en el proceso. Como ves, ambas cuestiones se pueden trabajar para que no supongan un problema, y sin embargo sí beneficiarse de las múltiples ventajas del coaching.

¿Desde qué edad un niño puede recibir coaching?

La entrada a primaria es un buen momento para comenzar, en los 5 o 6 años un menor ya puede mantener conversaciones sobre sí mismo y los demás. Se da cuenta de las cosas que quiere mejorar y el coach puede realizar numerosas dinámicas y estrategias para mantener su grado de compromiso y responsabilidad en los planes de acción que se marque.
Los problemas de los niños menores de 5 años, los trabajo conjuntamente con los padres y el menor en Coaching Familiar.

¿Cuáles son las demandas más frecuentes en coaching infanto-juvenil?

Suelen ser los padres quienes se ponen en contacto conmigo por varios motivos:

1. Hay algo que quieren cambiar en el comportamiento de su hijo y no saben cómo.
2. Al menor le pasa algo y los padres o maestros no saben qué es ni cómo ayudarle
3. El niño está pasando por un episodio difícil a algún nivel: acoso, divorcio, perdidas, suspensos, identidad sexual, etc.
4. El menor necesita herramientas para gestionar sus emociones, sus conflictos, sus relaciones sociales o con hermanos, etc.
5. Por derivación de profesionales del Servicio de Salud Mental Pediátrico o por derivación del propio pediatra.
6. Para un proceso de crecimiento del potencial del menor, el desarrollo de su talento y su empowement, afortunadamente no todo son problemas.
A pesar de que esos son los objetivos que los padres manifiestan, la forma de comunicárselo al menor, no es decirle que viene a un coach porque tiene un problema, sino que acude a un coach para sacar todo su potencial.

Dejamos aquí, pronto tendremos mas artículos..

Valeria Aragón.

Coach Profesional en Infantojuvenil y Familiar.

Recommended Posts
Comments
  • Patricia
    Responder

    Muchas gracias Valeria por el post. Hice mi formación de coach y siempre pensé que mucho de lo que nos enseñan en esta formación debería enseñarse en la escuela y seguro tendriamos una sociedad con gente más responsable de su vida y por supuesto más feliz. Cuando comento que el coaching es una buena herramienta para niños más de una vez me han dicho que no es posible. Por eso me ha alegrado tanto leer este post.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search