Creencia Limitantes ¿Quien serias sin tu historia?

 In coaching, PNL

En muchas ocasiones de la vida cotidiana, hemos superpuesto una historia cargada de CREENCIAS LIMITANTES sobre la realidad que existe en el momento presente. ¿A qué me refiero?

La escritora Byron Katie en su trabajo The Work, lanza la pregunta ¿quién serías sin tu historia? pregunta que a muchos remueve, precisamente por el apego que tenemos a nuestra historia pasada.

Coincidirán conmigo en que tu historia personal, afecta a tu percepción de tí mismo y a cómo enfocas tu vida, pues hiciste determinados aprendizajes -erróneos o no-. También es cierto que sea lo que sea lo que hayas vivido puede no atormentarte o condicionarte negativamente el resto de vida que te quede, eso sí, si así lo eliges, te trabajas y te comprometes con ello conscientemente.

Siempre que hay sufrimiento, en realidad hay un pulso contra la realidad; hay algo que sucede y no lo aceptamos, luchamos contra ello como si haciéndolo pudiéramos borrarlo y volver a atrás. En muchas ocasiones de la vida cotidiana, hemos superpuesto una historia cargada de CREENCIAS LIMITANTES sobre la realidad que existe en el momento presente. ¿A qué me refiero? a todas esas ideas y pensamientos que emitimos en la radio inagotable de nuestra mente y que no hemos refutado, ni comprobado pero nos mantienen en la inacción. Ideas hechas de lo que quizás pueden habernos dicho nuestros padres,  maestros o algún gurú que tragamos sin más… puede incluso que algunas de tus creencias limitantes, las hayas creado extrayendo conclusiones generalizadas de una experiencia, que necesitamos convertir en “la norma” para que sea previsible y te mantenga alerta en el futuro.

Todas esas ideas son una orden incuestionable para nuestro cerebro, creerlas genera una profecía autocumplida en nosotros que no solo nos hacer ver, sentir y actuar en coherencia con ese pensamiento, sino que desde fuera también seremos percibidos en coherencia con ellas. Quizás pienses, pero si es verdad lo que creo, ¿he de engañarme?, no se trata de eso… no me importa si es verdad o si es mentira, solo importa si te ayuda o no en tu objetivo.

 Si te parece, te propongo un sencillo -a la par que profundo- ejercicio, coge papel y lápiz.

Pregúntate: ¿qué te estás contado para no conseguir lo que quieres?, escribe tu respuesta. Una vez que te respondas, ¿puedes encontrar evidencias de cuándo eso no es verdad? tómate tu tiempo, a veces cuesta.

Sigue preguntándote, ¿de qué te protege seguir creyéndolo? o ¿qué aspectos positivos tiene seguir creyendo la creencia que te limita? Escríbelo… y ahora, lo más importante: si alojas metafóricamente esas creencias en un “seso” de tu cerebro, y lo extirpas como “un cirujano” en un instante, de manera definitiva e indolora de tu cerebro ¿quién serías en las próximas horas, días, años? Si tu respuesta es la que normalmente dicen mis coachees… “uffff muy diferente y más feliz”, has de saber que esa idea que te mantiene en el sufrimiento es solo una idea, eres tu quien la trae continuamente al presente, probablemente con un beneficio oculto que deberás compensar de otra forma más sana para ti, pero puedes seguro desprenderte de ella y vivir liberado, saboreando el presente.

Algunas creencias limitantes más frecuentes, que te dejo por si resuenan en ti…

  • No puedo
  • No valgo
  • Equivocarse es malo
  • El/ella tendría que saberlo
  • El dinero corrompe
  • Mi salud no depende de mí
  • Si pongo límites me quedaré sol@

 

Espero que te ayude.

Valeria Aragón.

Recent Posts
Comments
  • Noe
    Responder

    A veces es peor “que te dices que te pasa” y los muros que creas que lo que realmente te pasa…

    Muy buen ejercicio.
    Un abrazo!

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search